Search for content, post, videos

Leon Bridges – Coming Home

El soul vuelve a rugir

No, no, no. Leon Bridges no es un artista soul de fines de los ´50 y principios de los ´60 que murió sin ser reconocido por su trabajo en su tiempo. No, su único disco no pertenece a los catálogos de las míticas discográficas Motown o Stax, que se peleaban en aquella época el reinado de la música negra, ni tampoco figuraba entre los artistas de Sar Records, la discográfica de Sam Cooke.

No, no, no. Leon Bridges está vivo y es un joven de 25 años que hace unos meses limpiaba mesas en un restaurante de Fort Worth, Texas, hasta que se cruzó con Austin Jenkins, guitarrista de la banda de rock White Denim, quien primero lo conoció casi accidentalmente en un bar  -la novia de Jenkins los presentó porque ambos usaban jeans tiro alto-, unas noches después lo escuchó tocar en algún local de la zona y minutos más tarde le dijo: “tenemos que grabar un disco”.

Jenkins se puso con los músicos y un estudio con instrumentos y equipos antiguos que datan de hasta 1948. En una reciente entrevista con la revista inglesa NME sobre esos tres días de grabación, Bridges contó: “fue como volver al pasado”, y eso es lo que transmite Coming Home, un disco de diez hermosas canciones que no hacen ni un solo guiño, musicalmente hablando, al 2015, ni al 2001, ni a 1986. La voz y carisma de Leon Bridges no pretenden moverse de fines de los ´50 y principios de los ´60.

Es un disco de soul clásico con un sonido 100% retro que no aporta nada nuevo a ese increíble género. Salvo ese mismo y gran aporte: que alguien edite un gran disco de soul clásico con un sonido 100% retro en 2015 y que suene auténtico y creíble.

¿Qué valor debemos otorgar a la originalidad, a “hacer algo nuevo”? Cualquiera podría caer en el error de situar en los ´70 un tema de The Temples o Foxygen (por citar dos ejemplos de las tantas bandas nuevas que podrían entrar en la misma bolsa). ¿Tiene menos valor hacer un gran tema de un género en una época diferente a su auge?

Está claro que se le debe dar un valor agregado a artistas que están continuamente reinventándose, arriesgando y yendo a la vanguardia, pero ¿es una capacidad que podemos exigir a todos? ¿Hay que desacreditar a los que no lo hacen?

De la misma manera que el mayor éxito del Is this It de The Strokes fue el aumento exponencial de escuchas del perfecto Marquee Moon de Television, el Coming Home de Leon Bridges se puede transformar en una alternativa contemporánea para los amantes de Al Green, Sam Cooke y Otis Redding, entre otros, pero, sobre todo, acercar el soul a nuevas generaciones.

Grandes canciones de amor, un extraordinario homenaje a su madre en la canción Lisa Sawyer, una muy buena voz, carisma e interpretaciones que suenan auténticas hicieron que Leon Bridges se haya convertido en un nuevo abanderado de la música negra tanto en Estados Unidos como en Europa, donde ya tiene fechas agotadas en su primera gira a sólo días de editar su disco debut.

No, no, no. Evidentemente no es un artista de la época de oro del soul que murió olvidado.

Como diría un gran amigo: “Soul o muerte”.


AMF