Search for content, post, videos

Lo que vimos en el Festival Estéreo Picnic 2017

FESTIVAL ESTÉREO PICNIC
Bogotá, Colombia.
23, 24 y 25 de marzo 2017

En un arranque de locura y desesperación decidimos venir al FEP 2017 por varias razones: lo principal, ver a las bandas y DJs que no pasarían por Chile en esta oportunidad -Justice, GusGus, Caribou, Richie Hawtin, Deadmau5-; segundo, adelantarse a los shows de The xx, Glass Animals y Flume antes de Lollapalooza; y, por supuesto, conocer nuevas bandas colombianas. Qué grandes sorpresas nos llevamos al respecto.

Festival Estéreo Picnic celebró su octava edición en el Parque Deportivo 222, casi a las afueras de Bogotá, con tres escenarios y más de 50 artistas invitados, de los cuales más de 20 eran locales. Éste es nuestro resumen de lo que vimos, banda por banda:

THE XX:

Los ingleses regresaron a Bogotá para presentar su aclamado disco I See You, y dar inicio aquí a la gira mundial de festivales. Visual y musicalmente la banda es un cañón. Las bases proporcionadas por Jamie, el bajo y la voz particular de Oliver, la dulce voz y acordes de la guitarra de Romy hacen que The xx haga un live que quedará en la memoria por mucho tiempo. Los tres hacen un perfecto conjunto que te elevan y emocionan con sus interpretaciones. Sin duda una recomendación al 100%.

GLASS ANIMALS:

La propuesta del live de los británicos se enfoca principalmente en su último disco. “Life Itself” da el inicio al concierto con fuerza y así ya se ganan al público más joven del festival. Es un show muy entretenido bailable, que también muestra los singles de ZABA, su primer álbum de estudio, muy recomendable.

FLUME:

Al ser uno de los mejores discos del 2016, Skin merecía tener una gran live. Flume se apoderaba del escenario principal para presentarnos una de las mejores experiencias visuales que he visto, acompañado de un gran setlist que me sorprendió bastante. Tremendamente recomendado para su visita a nuestro país.

CARIBOU:

Our Love, el último álbum de los canadienses, ya está en su fase final de gira y tuvimos la fortuna de estar ahí para vivir un perfecto show. Y digo perfecto porque fue así: el concierto está dividido en los dos discos más recientes de la banda más unos arranques electrónicos que me imagino que son un adelanto de lo que hará Daphni, su proyecto paralelo, durante este año en muchos festivales. La sincronía de entre Dan, Ryan, Brad y John hacen que este live fuese mi punto alto del festival. La energía que entregan se aprecia a leguas y desde que montan sus equipos e instrumentos para darnos un tremendo concierto. Por lo pronto la banda tomará un receso por asuntos familiares y Daphni continuará haciéndonos bailar en formato DJ por diferentes festivales del mundo.

JUSTICE:

Los franceses llegaron al FEP2017 bajo el Woman Tour, para deleitarnos con una gran puesta en escena de electrónica de lujo. Sólo bastaron los primeros minutos para que el escenario donde tocaron estuviera rendido ante ellos. Poco a poco la escenografía fue tomando fuerza al punto en el que todo lo que los acompañaba en el escenario se iluminaba y nos aumentaban los BPM internos. Quizás fue una​ percepción personal, pero a ratos daba la sensación de que entraría una canción de Daft Punk, pero no; es sólo la raíz francesa. Cuando la cruz se asoma entre Gaspard y Xavier el clamor del público es impresionante. No me cabe duda de que Justice volverá a Sudamérica para recibir el mismo mensaje caliente que le entregamos en su live.

RICHIE HAWTIN:

A estas alturas, todo lo que hace el canadiense es éxito asegurado. Es más, este año comienza con un nuevo proyecto, Close, que debuta en Coachella para girar por el mundo. Hawtin era el encargado de cerrar el festival para los que gustan de la electrónica más under, mientras en otro escenario la juventud saltaba al ritmo EDM de Martin Garrix.

GUSGUS:

Daniel + Biggi, la nueva formación de los islandeses, no demoró ni dos minutos en dejarnos en éxtasis cuando comenzaron los primeros beats de “Over”, para continuar luego con “David”, ya dos clásicos a estas alturas. Los característicos sonidos de GusGus son los que sonarán en el próximo álbum que viene este año. Durante su show presentaron tres temas que, si bien no están del todo terminados, son un gran adelanto. Del disco México hicieron una y potente, “Airwaves”, que nos preparaba para el final​ que llegó con “Deep Inside” en una versión más electrónica. GusGus hacen una pega increíble, ojalá los podamos ver en Chile y si eso ocurre será un maravilloso debut en nuestro país.

QUANTIC:

Fui preparado para ver algo muy tranquilo y melódico, por lo que había escuchado antes, pero me llevé una sorpresa cuando la tremenda banda que presentaron incluía vientos, percusiones, acordeón y coristas, con lo que nos puso a rumbear durante una hora sin parar, mientras afuera de la carpa se caía el cielo por la lluvia. Quantic invitó a Nidia Góngora, quien puso el sabor latino con consignas populares y un público rendido que no paraba de bailar. Claro, los latinos somos así y si nos conocen “pa’ qué nos invitan”.

POPSTITUTE:

Desde Medellín nos proponen ritmos electropop que se asemejan mucho Scissor Sisters​, no tan sólo por su música sino que Daniel, su vocalista, es muy atractivo en el escenario, un plus para las interpretaciones de cada canción. Con un álbum ya editado y un nuevo single, “Sobrenatural”, Popstitute dio el inicio al festival y fue grandioso.

ÄDI:

Bogotana jugando de local, quien se encargó de entrar en calor para la fría y larga noche que se nos avecinaba. Techno puro sin mayores altos, lo que no quiere decir que fuese un mal set. Al contrario, fue fantástico y sobre todo cuando una chica se toma la mesa y sube el volumen. Por eso me encantan las DJs, porque tienen otro prisma para hacernos bailar.

CERO39:

Cartagena de Indias nos envió una de las mezclas más entretenidas que vi en el festival: electrónica + ritmos latinos y reggaetón.
Y la consigna la cito textual :”¡Vamos a bailar reggaetón… porque se puede!”. Con esa frase subió mucho más a todos los asistentes de la carpa Motorola, donde se calentaban los motores para la noche más electrónica del festival.