Search for content, post, videos

Juan Pablo Abalo – Música Ambiental [Independiente]

Cuando se habla de “música ambiental” se puede caer en la -no menos- obvia idea de melodías lentas, inocuas y superficiales; música perfecta para que flote en el aire mientras se intercambian palabras con un amigo en un bar, un café o en la comodidad del hogar compartiendo un tentempié. En el fondo se trata de lo inofensivo y lo pasajero. “Te miran, te miran y no te ven”, reza una de las canciones que Juan Pablo Abalo plasmó en su nuevo álbum solista, Música Ambiental, que viene a retorcer la idea de que lo ignorado no existe, como si esa “música ambiental” que “miramos y no vemos” se volviera concreta frente a nuestros ojos y nos cayera sobre los pies.

Ocho pistas son suficientes para hablar de algunos temas que le incomodan al país. Desde la fallida democracia concertacionista en “Dispararse en los pies” -canción que abre el disco-, hasta la banalidad y superficialidad de las artes y los artistas en “La foto”. Abalo explora a través del minimalismo un formato musical que parece venir directamente de las redes sociales. Y es que cada track se asimila a una publicación de 140 caracteres, como si la nueva forma de escribir canciones estuviera dictada por lo express, lo rápido y lo certero. ¿Les suena Twitter?

A través del metalenguaje, el compositor y académico se enfrenta a la realidad que ha observado pacientemente durante largo tiempo, para luego desatar su voz satírica sobre la música que se vuelve parte de este “ambiente” adormilado y sus actores que, hipnotizados por la cotidianeidad de la violencia y la superficialidad, se reflejan en las letras cortopunzantes del álbum.

Ya en sus discos anteriores, el pianista había mostrado sus dotes como letrista y observador. Con Canciones de Misa (2012), su debut en solitario, disparó contra la Iglesia Católica y las cúspides eclesiásticas por su complicidad en los casos de abusos de menores. Como un Animal (2014), su segundo disco, se abocó a retratar el machismo a través de baladas pseudo románticas en las que, con un dejo de sarcasmo, representaba un amor violento, celópata y enfermizo. En Música Ambiental, Abalo, con ayuda de tan sólo un piano y un par de sintetizadores, se despeja de las ambiciones mayores, de cualquier pretensión, y se acerca a lo socialmente humano.

La música de las redes sociales

Si hay algo que destacarle al cantautor, aparte de sus letras, es su trabajo como arreglista. A principios de este mismo año lanzó el disco compilatorio Música de Cámara & Orquesta, una colección de seis obras escritas entre 2004 y 2011 en las que el intérprete hace gala de sus capacidades como compositor.

En Música Ambiental esto no es algo que pase desapercibido. Pese a que el álbum se caracteriza por ser una obra minimalista, los detalles se roban la atención de los oídos más atentos. Destacan en esto canciones como “Madres a la fuerza” y “Hacia el mar”: la primera es un relato descarnado sobre la hipocresía de la clase conservadora, el aborto y el abuso de niñas menores obligadas a vivir una maternidad prematura; la segunda, en cambio, se trata de una canción muy solemne y onírica en la que es posible percibir un leve juego de melismas que acompañan de manera perfecta el cierre del disco (es la penúltima canción de la obra).

Para Abalo, -según señaló hace poco en una entrevista para el sitio Super45- su disco debiera ser considerado como “canción social. Pero de red social”. Y aunque Facebook, Twitter o Instagram son espacios que pueden pecar de superficiales, lo de Juan Pablo es todo lo contrario: una crítica dura a la banalidad de todo lo que se extrae de las pantallas. Quizás el ejemplo más claro proviene del sexto tema del álbum, “Te miran y no te ven”, un arma de doble filo con poco más de tres minutos de duración en la que retrata la invisibilidad del hombre común, reemplazado por la foto, por el video, por el smartphone y cómo la muerte se
vuelve un espectáculo. Aquí, desde una pequeña referencia al accidente de Juan Fernández y la muerte de Felipe Camiroaga (“mientras miramos los matinales/transmiten en directo la caída del avión”), el cantautor realza un discurso tragicómico en el cual nuestro ímpetu por conectarnos con todo, nos ha llevado a desconectarnos de nosotros mismos.

A fin de cuentas, pareciera que el ambiente nos ganó y flotamos en al aire como esa música que no molesta y que sirve para adornar la vida de los demás. Incluso la propia.

Ficha técnica

Artista: Juan Pablo Abalo

Disco: Música Ambiental

Sello: Independiente

Fecha de lanzamiento: 23 de mayo de 2017

Productores: Juan Pablo Abalo y Felipe Castro