Search for content, post, videos

Phoenix – Ti Amo [2017]

Bárbara Alcántara busca la palabra precisa para su reseña. Su mirada al infinito lo demuestra; Coti De La Cerda, por su parte, sonríe. Un destello necesario de ver. Pongo play por decimoctava vez a Ti Amo, lo nuevo de Phoenix, el sexto en su carrera. Para compartir con estas secas de la escritura, viene bien. Les pido que cierren los ojos. Nos vamos a Jesolo, Nápoles o San Teodoro. A esas playas de bañadores, ilusiones y amor… y mucho de baile. Ahí donde los anteojos, la solera y el buen gusto son fundamentales.

Cumplen los requisitos. No sé claramente si los franceses. “J Boy” abre y se convierte de inmediato en uno de los temas del disco. Sonido clásico de los originarios de Versalles, pero fresco, rememorando su mejor estantería. Teclados marcados y festivos, sintetizadores que articulan el single, son la invitación a bailar con cadencia en cada estribillo, a orillas del mar. Acertada apertura para dar paso a la multifacética “Ti Amo”. Esa mezcolanza que tiene que ver con Pet Shop Boys y una triste letra que nos mueve al ritmo de un lapidario “eso es todo, ya terminó. Quiero creer que lo mejor está por llegar“. Un constante y bien coludido juego de percusiones, algo de retro pop que hace notar la mano en la co-producción de su compatriota Superpoze.

En la misma línea sigue “Tuttifrutti”. No menos movediza, para entrada la tarde, para vino blanco. Para brindar por la ejecución bien elaborada del bajo, la guitarra y el sintetizador, tanto así que nos trae al oído inmediatamente (¿por qué no?) “Trying to Be Cool”, uno de los hitazos de Bankrupt! (2013), su anterior trabajo. Tintes funky, letra alegre, para finalizar con 49 segundos magníficamente concupiscentes.

Definitivamente aparece el amor. “Fior di Latte” nos ayuda a armar el ambiente, no porque sea el nombre del famoso queso de la reconocida pizza italiana Margherita. Para nada. Simplemente porque entrega una asertiva cuota de pasión, esperanza, tiernos besos en la puesta de sol y una frase que queda rondando: “Don’t think about it, trigger me happy”. Pero las vacaciones no son perfectas. “Lovelife” pasa como un lento track más, lo mismo podríamos decir de “Fleur De Lys”, que intenta revitalizar lo que escuchamos anteriormente, pero sin éxito. “Via Veneto”, absolutamente demás en el LP; mientras que “Goodbye Soleil” no termina de convencer, aunque en su defensa, la mezcla del francés y el inglés le da un toque especial.

Para el cierre “Telefono”. A la medida, con pretensiones y dedicación personal. Y cómo no, si su vocalista Thomas Mars lleva casado seis años con la talentosa directora Sofia Coppola. Una relación a distancia, cómplice, donde este aparato ha sido la única conexión durante meses. Y se nota el mensaje. Letra melancólica y receptiva, pero a la vez esperanzadora, que une peregrinamente los otros elementos: voces distorsionadas, el incansable sinte, el pop de ajuste y por supuesto, el empalagoso italiano que grita con anhelo “Non posso vivere, troppo bisogno di te”, algo así como “no puedo vivir, te necesito demasiado”.

En definitiva, un álbum amable, alegre, con puntos altos, que viaja más a los años ’80 que a lo contemporáneo y es, precisamente, ahí donde pierde juventud y la fuerza necesaria para llegar holgadamente a la meta. No es un mal LP, pero las irregularidades de la propuesta sonora del indie de Phoenix los hacen predecibles y faltos de confianza. Creo que ahí está el problema. ¿Quién no ha tenido un verano donde ha dicho “te amo… pero no tanto”?

Ficha técnica

Artista: Phoenix

Disco: Ti Amo

Sello: Glassnote Records

Fecha de lanzamiento: 9 de junio 2017

Productor: Phoenix y Pierrick Devin