Search for content, post, videos

Entrevista NNM: Kamila Govorcin

Pillar a Kamila Govorcin por estos días resulta casi imposible. Casi, si no fuera porque NNM insistió y la buena onda de esta DJ terminó con una conversa que contó de su carrera, proyectos y su visión del medio electrónico, entre otras cosas. Es que Kamila no para. Entre boliche y boliche pinchando, moviéndose de allá para acá y preparando sets para todo lo que viene, se entiende lo complicado de generar un espacio con esta artista, la que llaman algunos varios la DJ del momento. Ella sencillamente no se cree el cuento.

Eso sí, a su manera.

Patricio Guzmán: Tengo entendido que viviste tu adolescencia en Europa, una etapa en que se empiezan a formar y delimitar los gustos musicales. ¿Es ahí donde nacieron tus gustos por la electrónica o fue tiempo después?

Kamila Govorcin: Sí, viví en Inglaterra desde los 10 a los 13 años, durante los noventa. Mi gusto en general por la música creo que estuvo muy influenciado en esa época. Allá comencé a escuchar cosas distintas y aprendí a tocar flauta traversa. Después volví a Chile, así que en verdad tengo como una mezcla de cosas. De todos modos, con la electrónica, y la música en general, volví a reencontrarme mucho después. Entre medio estuve dedicada a otras cosas en la vida.

Y hoy, con más experiencia y edad, ¿dónde están tus influencias?

No me gusta hablar de influencias musicales, porque pienso que es una respuesta que puede cambiar mucho a medida que voy aprendiendo más. De repente conozco algo nuevo, viejo o actual, pero nuevo para mí, que me mueve tanto que pasa a ser claramente una influencia. Y eso depende del periodo que esté viviendo.

Pero debe existir alguien…

Existen personas cercanas que terminan siendo más influencia por lo que comparten contigo, ya sea música, formas de ver la vida, formas de relacionarse con la música, etc. Por ejemplo, las mujeres DJs/productoras acá en Chile como Andrea Paz, Valesuchi, Alisú, Mamacita o La Fraicheur, una DJ francesa que conocí acá y me invitó a tocar a Berlín, sí han sido una influencia importante para mí, como fuerza femenina. Siento que ese tipo de cosas son más importantes a la hora de hacer lo tuyo.

Al escucharte siento un techno que no es 100% purista, sino que tiene elementos del dub y tips psicodélicos y mediativos. ¿Esto es parte de tu curiosidad como música o son tus ganas de innovar los sonidos “clásicos”, por decirlo de alguna forma?

Tengo una mezcla de influencias y estilos y eso me gusta reflejarlo en lo que hago. A pesar de que me gusta muchísimo el techno, personalmente me gusta hacer un set más variado porque lo encuentro más entretenido y siento que le da más sentido. En el fondo, comunicar música que me genera cosas importantes. Además, siempre estoy indagando en todo tipo de estilos. Por ejemplo, durante la semana obviamente escucho y busco harto techno, pero gran parte de mi tiempo lo dedico a escuchar otro tipo de música.

¿Cómo fue la experiencia de tu primera gira europea? ¿Existe aún una gran brecha entre lo que hacen allá con respecto a lo de acá? Y no lo pregunto solo por hacer música, sino que también en temas de producción, trato al artista, público, etc.

Culturalmente, sí. Existe una brecha importante en cuanto a clubes y tratos a artistas. Acá, a pesar de estar cambiando, el DJ o artista en general no es tan bien valorado como lo es allá y son pocos los clubes que cumplen con los requisitos mínimos que allá los encuentras en todas partes. Es decir, buen sonido y equipamiento. En cuanto a músicos y DJs, somos mucho menos, pero
siento que lo que se está generando acá es muy único y potente.

Por lo mismo que señalas, ¿cómo ves el medio electrónico nacional en general?

Veo que está creciendo mucho y que cada días hay más motivados haciendo su música o probando ser DJ, y eso es súper bueno. También veo que a pesar de que existen distintos “grupitos” dentro de la escena electrónica, se está dando espacio para que se escuchen todos.

¿Sientes que el circuito de DJs chileno de alguna forma es machista? ¿Es un “grupito”?

Vivimos en una sociedad completamente dominada a un ritmo masculino y por ende es casi imposible no toparse con personas machistas sea donde sea que estés. Sin embargo, dentro de los DJs que hay acá, veo mucho apoyo a las mujeres y entre las mismas mujeres de la escena, más aún obviamente.

Constantemente estas tocando y las invitaciones se hacen más recurrentes. ¿Cómo tomas esta nueva etapa de tu trabajo?

Es intensa, pero la disfruto mucho siempre. Me motiva estar indagando nueva música constantemente y produciendo más y más. Hace un tiempo atrás me estaban ofreciendo un trabajo bien atractivo en Santiago. Finalmente les dije que no porque estoy dándole con todo a mi vida como DJ, y me respondieron que podía hacer ambas cosas a la vez.

¿Lo pensaste?

Harto, y en parte sí, mi cuerpo me da para hacer ambas cosas, pero siento que para hacer algo bien, debes entregarlo todo o si no a medias siempre vas a tener resultados a medias. Después de un fin de semana de estar tocando, sinceramente, lunes y martes  son casi nulos para mí. Empiezo a revivir a mitad de semana y ser DJ no es sólo ir a poner música sino que son horas y horas de
escuchar. Y de todo.

Te veo segura pinchando, ¿sientes que eres parte de una camada diferente a los DJs que tocaban hace 12 años atrás? ¿Una que es parte de un grupo con mayor preparación?

Mi seguridad no tiene nada que ver con eso. Mi seguridad tiene que ver con mi sinceridad con la música; me apasiona y siento que es lo que debo estar haciendo en el momento. Existe un grupo nuevo de DJs y creo que la gente más joven hoy se está atreviendo a hacer lo que realmente le gusta, más que seguir modelos sociales aceptados. Por lo mismo, es muy valioso que hace 12 años ya haya habido algunos atreviéndose. Al final ellos también han sido nuestra influencia. Ellos tuvieron otra influencia, así que tampoco podemos pretender hacer comparaciones.

El Mundo es tu nuevo EP. ¿Crees que hay un antes y un después en tu carrera entendiendo que has tenido un gran 2017?

En parte sí y en parte no. Creo que a muchos que producimos música nos pasa lo mismo, que después de sacar tu música, terminas encontrándola malísima, entonces me cuesta decir que el EP haya generado un antes y un después. Pero sí, harta gente lo escuchó y salieron unas cuentas publicaciones y transmisiones en radio que ayudaron mucho.

Y con respecto a Panal Records, ¿qué novedades nos puedes contar?

Que seguiremos sacando material de manera mensual con artistas nacionales y extranjeros. También a principios del próximo año sacaremos un compilado que estará bien interesante, porque hay varios que participarán. Y por último, un sub label que irá hacia el lado más experimental: ambient, acústico y en formato live.

Fauna Primavera es un tremendo festival, ¿esperabas esa invitación este año?

¡Por supuesto que no! Fue una muy linda sorpresa y supe estando en Alemania, así que fue un empujón emocional importante.

¿Alguna sorpresa? ¿Nos puedes adelantar algo?

Con Diamante Records sacaré un tema dentro de un compilado que están preparando para fin de año. En 2018, con Panal quiero sacar un LP que tengo bien avanzado y otro más experimental con Diamante, en formato cassette. Por último, seguiré avanzando en el proyecto de ambient.

¿En qué estará Kamila Govorcin en este tiempo?

Seguir mezclando lo que más pueda y ojalá comenzar a viajar de repente. Seguir creciendo como productora y ampliar el lado ambient. Ya más a largo plazo, quiero conseguir algún tipo de financiamiento o fondo para desarrollar un estudio de grabación en Cahuil, donde vivo.