Search for content, post, videos

Entrevista NNM: Planeta No

La simpleza podría resumir perfectamente a este trío sureño. También su compromiso a la hora de estructurar su música. Esa de un pop alejado de los sintetizadores, letras con mayor contenido y una imagen que habla por sí sola. Así son los Planeta No, formados el chillanejo Gonzalo García (voz y guitarra) y los penquistas Camilo Molina (bajo) y Juan Pablo Garín en batería, quienes serán parte de Fauna Primavera el próximo 11 de noviembre. Con una tranquilidad contagiosa, hablamos con Gonzalo de poperismo nacional, comparaciones odiosas, y de las ganas de morir. Todo ameno, interesante y con los pies bien puestos en el planeta.

Patricio Guzmán: ¿Qué estás escuchando?

Gonzalo García: Escucho música de Youtube y veo cosas que me gustan en Tumblr. En Youtube escucho la música de moda tipo Top 50 del Billboard, y gracias a mis shuper locos contactos de “feis” descubro música más alternativa y más rara.

Lo raro es inentendible dicen…

Leo libros de mi hermano sobre política y literatura igual. Busco cosas en internet para cacharlas cuando no entiendo algo. No sé cómo responder esta pregunta en realidad, perdón.

Ya, pero, ¿de dónde nace la inspiración?

De la relación con los demás y cómo me siento respecto de eso.

Con respecto a eso. Leí por ahí que “no te gusta el mundo”, ¿cuánto hay de ese estado (más depre podríamos decir) en el concepto musical completo de Planeta No? ¿Tus compañeros comparten ese estado?

No sé, encuentro raro responder por ellos. Lo bueno es que ahora estamos sintonizando harto tocando juntos y comiendo papapletos, así que ojalá pueda pegarles mis ganas de morir.

A tu juicio, ¿existen todavía limitantes entre la música que se hace en regiones con respecto a la que se hace en la capital?

Cuando yo vivía en Conce, la relación con Internet era distinta, entonces era más fácil ver la diferencia entre jóvenes queriendo hacer banda en Santiago o en Concepción. Pero hoy en día igual me doy cuenta de que los santiaguinos escuchan música más rara que los penquistas.

¿Y cuánto les costó a ustedes?

Nos costó, pero mucho más nos pegó no conocer personas con las que hacer piño, darse consejos y armar tocatas. Pensándolo bien, no es tan grave. Es cosa de ponerle bueno al objetivo no más, como cualquier trabajo.

¿Sienten que son parte de una nueva camada pop que tiene mayor conciencia, representa un mensaje con más peso y rescatan las guitarras por sobre los sintetizadores?

Mmm, discrepo caleta. Creo que decir algo no es la única prueba de tener conciencia de ello. Es bien difícil medir eso en mayor y menor. Y en este mundo de competencia, “tener mayor peso” sería básicamente ser mejor. Lo de las guitarras versus sintetizadores habría que hablarlo más largo y no es tan importante creo. En general, no es que no estoy de acuerdo con las afirmaciones, sino con la manera de medir qué me proponen las mismas.

¿Crees qué el artista pop se ha ganado un lugar en la escena nacional? Me refiero al respeto de sus pares.

No sé cómo era antes, pero lo que he visto me da para pensar que los músicos nos respetamos entre sí y hay buena onda porque es un oficio raro igual. Lo que no me gusta es la condescendencia con lo exótico, pero ese es un problema de clase, género, raza, relacionado con lo hegemónico en nuestra sociedad. Mmm, igual pensar en la condescendencia me hace preguntarme qué es el respeto. Quizás es una idea facha como la tolerancia, que basta con no demostrar que menosprecias (u odias) al otro, a pesar de que lo piensas. Charcha igual.

¿Qué importancia tiene el look?

Todos somos personas visuales, individualistas y clasificadoras. La música que hacemos juega en (y con) las reglas del fetiche y del mercado. La mayoría de la población elige el liceo donde estudiar por la apariencia de su uniforme, y eso,¿ hace menos profunda la decisión? ¿Menos certera? Con la música pasa lo mismo caleta de veces.

Sus videos tienen una puesta en escena llamativa, ¿tiene que ver con lo anterior, o va más ligada a otras razones?

No nos acompleja revolver los estilos mientras huelan a gringo y se puedan bailar.

Teniendo en cuenta que ustedes han estado en España o México, ¿qué opinas del estado actual de la música chilena? ¿Crees que existe una brecha grande todavía?

Con España brígido, es cuático. El primer mundo viven en opulencia. Me pareció un país entero como Vitacura o Las Condes. No caché la industria musical allá, porque prácticamente no conocí gente que me contara como era. Fue fome. Y México era más parecido a Santiago, pero gigante. La comercialización tiene otros caminos, igual que en otras disciplinas. No sé si hablaría de brecha, porque esa palabra suena como algo malo que hay que solucionar, y a mí me gusta como son las tocatas en Santiago. Ojalá más gente las pudiera disfrutar no más.

¿Algún músico nacional qué te guste, qué sigas o te llame la atención?

¡Caleeeeta! Me da vergüenza recomendar en público como si mi opinión fuera la gran hueá. Ojalá vayan a tocatas no más todas las personas.

Hablando de tocatas, ¿cómo se viene el show en Fauna Primavera?

Depende si va gente temprano. ¡Vayan, por fa!

Jajaja… ¿y qué opinas del cartel de este año?

Está bueno, pero no he cachado mucho. No he ido ni voy a festivales similares, entonces mi opinión es rara. Soy alguien que no cacha nada, pero buena onda. Ojalá salga bacán y algún día las cosas culturales grandes sean lo más baratas posible.

Por último, el nombre proviene de una alusión a la película de James Bond. Ustedes, como banda, ¿tienen alguna característica de ese personaje?

¡No sé! Ni me acuerdo de la película. Sería chanta responder eso. Te aseguro que cualquier chileno, latinoamericano, tiene más en común con el enemigo de James Bond que con el personaje, a no ser de que sea muy cuico.